viernes, 18 de noviembre de 2011

La piramide del Pueblito



Desde que te acercas a El Pueblito logras ver una pirámide tolteca en cuya cima reposa una casa española. Personalmente, yo nunca había imaginado que en el área conurbana de la ciudad de Querétaro podría encontrar un centro ceremonial indígena tan grande e importante como lo es El Gran Cué, también conocido como El Cerrito.

Este santuario fue habitado primero por los Chupícuaro, al rededor del año 400 a. C, después fue ocupado por los Teotihuacanos y, al final, por los Toltecas. Gracias a su posición, ubicado en un punto muy céntrico, se convirtio en uno de los centros religiosos y de comercio más importantes de la región.

Se dice que, con la llegada de los españoles se utilizó El Cerrito para que los indígenas se empezaran a relacionar a el Catolicismo.

Pasó el tiempo y la vegetación empezó a comerse las construcciones indígenas. El terreno fue adquirido por una familia influyente en el estado; los nuevos dueños decidieron construir en la cima de El Cerrito una casa, que parece fortaleza, para poder cuidar todas sus propiedades, aun sabiendo que levantaron el inmueble sobre una antigua pirámide.

Hace pocos años se iniciaron las excavaciones y trabajos de restauración de este centro ceremonial, y ya es posible visitarlo para conocer lo que se ha descubierto en el lugar; además, gracias la visita guiada todos los visitantes podrán empaparse con todo la historia de México.

¿Cómo llegar? Se debe tomar Paseo de Constituyentes y salirse en la desviación a Tejeda, siguiendo las indicaciones a Corregidora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada